martes, 23 de junio de 2009

Sysnopedy Nro. 3

"Sin música la vida sería un error" (Crepúsculo de los ídolos-1889). Esta maravillosa declaración de amor a la música que Nietzsche ha repetido en sus cartas a Peter Gast (músico y filósofo aleman) y Georg Brandes (crítico literario -muchos lo consideran el descubridor de Nietzsche-), no se limitan a una pasión personal. Nietzsche no es dado a los elogios. El ha comparado a menudo la música con Circe por su poder equívoco: La música es un hechizo (Carmen), ella embruja, pero también pervierte y absorbe completamente a sus auditores. "Cuidado con la música" (Humano, demasiado humano-1878). La música para Nietzsche expresa, más que cualquier otro arte, la realidad de la voluntad de poder, ella es tautológica y melancólica, el fondo de toda la vida, pero tambien un "estimulante de la vida".

El Dr. Alfred Tomatis manifiesta "El alimento vocal que da la madre a su hijo es tan importante para su desarrollo como su leche". El Dr. Tomatis ha demostrado que modificando las facultades auditivas de un sujeto se obtendrían transformaciones al comportamiento y al lenguaje. Actualmente su terapia se está utilizando con buenos resultados en niños autistas o con problemas de parálisis cerebral, así cómo en otros que no tienen problemas físicos para oir pero sin embargo son incapaces de hablar. Mediante diferentes sesiones se va consiguiendo que el niño participe en experenciencias similares a las que vivió durante su permanencia del vientre humano. Después, en sucesivas semanas, se van eliminando los sonidos acuáticos sustituyéndolos por lo aéreos del mundo exterior. Con ello se intenta despertar en los niños afectados por esos problemas, el deseo de salir de sí mismos y de comunicarse con su entorno.

El físico Albert Einstein, era un verdadero amante de la música clásica y especial de la música de Mozart, según el "La apreciación de la buena ciencia y la buena música demandan en parte procesos mentales similares". Recordemos que la utilización que hizo Einstein del violín, durante sus estudios, según sus profesores, mejoraron notablemente su rendimiento matemático. Sus biógrafos sostienen que Einstein escuchaba música de Mozart cuando estudiaba y construía sus grandes teorías.
Einstein tocando su violín

El "Efecto Mozart" se refiere a los efectos que se pueden producir en las personas que escuchan a Mozart, tras los resultado expuestos, por la psicóloga de la Universidad de Wisconsin, Frances Rauscher y el neurobiológico Gordon Shaw, en la revista Nature en 1993.

La música de Mozart con respecto a la de los otros músicos posee unas propiedades muy particulares que la distinguen, pues los ritmos, las melodías, la métrica, el tono, el timbre y las frecuencias logran estimular al cerebro humano, especialmente las zonas relacionadas con el hemisferio derecho. Además el secreto del "Efecto Mozart" radica en que los sonidos de sus melodías son simples y puros. A decir de Don Campbell "Mozart no teje un deslumbrante tapiz como el gran genio matemático Bach, tampoco levanta una marejada de emociones como el torturado Beethoven. Su obra no tiene la desnuda llaneza del canto gregoriano, una oración tibetana o un himno evangelista . No calma el cuerpo como un buen músico folk ni lo incita a moverse frenético como una estrella de rock. Es al mismo tiempo misteriosa y accesible y, por encima de todo, es transparente, sin artificio. Su ingenio, encanto y simplicidad nos permite acceder a nuestra sabiduría interior más profunda".

Al respecto el Dr. Tomatis afirma "Mozart es muy buena 'madre'. He probado todo tipo de música pero las propiedades que he encontrado en las de Mozart sobre todo en los conciertos de violín, generan el mayor efecto curativo en el cuerpo humano".

El principal y más claro "Efecto Mozart", con la sonata K448, es el de sus excelentes resultados al hacer disminuir la actividad eplipetiforme en un gran número de pacientes con diversos grados de gravedad de episodios epilépticos. Los potentes análisis realizados informáticamente sobre la naturaleza de la música de varios compositores han mostrado que las que poseen propiedades sobre el razonamiento espacial o la epilepsia, como la de Mozart y Bach, tienen una "periodicidad de largo plazo", que no presenta el resto de música sin efecto Mozart.



El Dr. J.S. Jenkins ha realizado una excelente recapitulación del "Efecto Mozart" en la revista "Journal of the Royal Society of Medicine", en la que concluye que el "Efecto Mozart" existe pero hay que delimitarlo y estudiarlo con más profundidad.

Visto todo esto, nace una pregunta obligatoria para nosotros los programadores ¿Qué influencia tienen la música clásica en el desarrollo de sistemas informáticos?.

El Dr. Roger Sperry, quien en 1981 recibió el Premio Nobel de Fisiología, por sus investigaciones del "cerebro dividido", que permiten identificar entre los procesos racionales y los emocionales. Plantea que tenemos "dos mentes", una racional de la que somos típicamente conscientes, más destacada en cuánto a la reflexión, capaz da analizar y de razonar. Estas aptitudes se atribuyen al hemisferio izquierdo. Otra es la mente emocional, que percibe sensaciones, relaciones, genera "corazonadas", motiva la ruptura con el análisis lógico, más propensa a la creatividad y a la intuición. Estas aptitudes se atribuyen al hemisferio derecho.

Por otro lado, existe un debate épico entre dos posturas, los seleccionistas y los constructivistas. Los primeros plantean que nuestra genoma determina las conexiones cerebrales y, por lo tanto, esencialmente, la capacidad del individuo está determinada desde el nacimiento. Los constructivistas sostienen que la actividad neuronal, tanto intelectual como motora, modula el desarrollo del cerebro sin un determinismo a priori.

En un sentido real, podríamos ver que no existe una relación aparente y evidente entre el desarrollo de sistemas y la música, desarrollar sistemas es una tarea extremadamente racional, reflexiva y de meditación -hemisferio izquierdo-, frente al proceso de escuchar música que es evidentemente emotivo, impulsivo y muchas veces ilógico -hemisferio derecho-. Sin embargo la dicotomía emocional/racional se aproxima a la distinción popular "corazón" y "cabeza". Sentir que algo está bien "en el corazón de uno" es un tipo de convicción diferente- en cierta forma un tipo de certidumbre más profunda- que pensar lo mismo de la mente racional.

A que programador no le ha ocurrido que en sueños pudo encontrar soluciones a problemas de programación que conscientemente en semanas no pudo resolver. Muchas veces, las soluciones más transcendentales se toman en momentos más álgidos de la vida. Esto implicaría una relación que existe entres los dos hemisferios, relaciones que deberían ser intensamente estudiadas. Podríamos concluir entonces, que expresar que los sentimientos son "esenciales" para el pensamiento y el pensamiento lo es para el sentimiento.

No podemos concluir que la audición de música clásica mejora el coeficiente intelectual del desarrollador, o que brinde una plataforma más adecuada para la realización de sus tareas. Sin embargo parecería más comprensible la posibilidad de desarrollar capacidades de aprendizaje y habilidades del "pensamiento abstracto" desarrollando las aptitudes emocionales, es común escuchar entre nosotros que somos "excesivamente frios" para programar, relacionamos explicitamente nuestra razón a nuestros sentimientos, talvés la música clásica nos permite lograr esa neutralidad de sentimientos, permite una mejor abstracción y concentración. Sin embargo deberíamos profundizar en estudios que encuentren la relación entre la música y las actividades cerebrales que corresponden al proceso de razonamiento, meditación y abstracción. Mientras esto suceda sigamos disfrutando de las exquisités que nos brinden los grandes maestros de la música clásica.

Saludos.
Juliozet

10 comentarios:

Rojana dijo...

En este articulo hay algo verdaderamente cierto "Sin Musica la vida seria un desastre" , eso e muy cierto ya que todo ser humano posee un c4erebro dividido en dos hemisferios o lados (derecho - izquierdo) uno de ello es aquel lado racional que no permite pensar y recepcionar y el otro que se basa en emociones o llamadas corazonadas que nos ayuda a inspirarnos para poder realizar algún proyecto.
Todos sabemos o no es novedad que a veces hemos llorado al escuchar una canción , no hemos enamorados cantándola o tal ve por que nos hace recordar a alguien eso es parte de nuestras emociones ....Por eso Siempre sera verdad que "La Musica es Vida".

Csr dijo...

Un articulo muy interesante, siempre habia escuchado que para estudiar para un examen, para la lectura, la musica clasica es una buena ayuda, tal vez para programar tambien por que no; la musica clasica relaja, y cuando podamos estar dando vueltas y vueltas en un punto, relajarnos nos viene muy bien.
Tambien se sabe que para programar uno debe hayarse alejado de ruidos molestos, conversaciones en voz alta, etc.
Seria muy interesante desarrollar tambien nuestro otro emisferio, talvez practicando con un instrumento musical de nuestra preferencia.

Cesar Palma Morante

underground74 dijo...

Según lo leído mi comentario es que la música tiene efectos estimulante y de relajación para el oído humano y actualmente se utiliza como terapia e niños autistas la música clásica oí en DIA es una muy buena terapia para la persona humana por que te permite relajarte y encontrar armonía entre el cerebro humano y el sub. Consiente y poder tener un equilibrio emocional y en lo personal pude comprobar todo esto
RICHART ESQUERRE MEZA

Paul dijo...

El artículo nos da un ejemplo de luchar por demostrar el talento, tal es en la musica clásica como un modo excelente porque nos da buenos beneficios que nos relaja, despierta nuestros sentidos, el oído al escuchar las emociones, el observar los instrumentos musicales, las ganas de encontrar una manera de vivir mejor tocando musica clásica y vivir esa experiencia es muy bueno.

Paúl Gonzales Castro.

Miguel Angel dijo...

Lo que comentan el articulo tienen razon ya que la musica barroca logra estados y condiciones propicios para el aprendizaje, pues tiene un ritmo de sesenta golpes, que equivale a los latidos del corazón cuando estamos tranquilos y reposados.

Por eso sincroniza su ritmo al de nuestros latidos de forma inmediata y el cerebro al registrarla manda una señal al cuerpo para mantenerlo tranquilo y alerta.

En cuanto a la música para revitalizar el cerebro, proporciona nueva energía y lo dispone para cualquier aprendizaje. Le sugerimos utilizar este tipo de música cuando se realizan las Dinámicas para grupos.

Miguel Angel Capillo Velasquez

blog de pruebas dijo...

En un comentario personal sobre el articulo me da a comprender que en cuaquier tipo de tareas, las podemos hacer con un poco de musica, ya que ello como dice el articulo en el caso de la musica clasica nos da una tranquilidad y nos relaja al punto de estar tan comodos como para hacer un mejor uso de nuestras habilidades ya sean intelectuales como fisicas.

Atte.
Zafra Tejada Francis

jorgesalinasq dijo...

Se dice que la música es tautológica y melancólica por naturalidad, entonces al escuchar música en general es una forma de poder salir, encontrar, confundirse, entretenerse y mesclar sensaciones, pensamientos, la cual en la música se puede conseguir muchas cosas buenas por ejemplo, la utilización en terapias de rehabilitación que ayudan en gran parte al desarrollo auditivo y cerebral de las personas que lo practican.

Creo que la música es un estilo de vida que sin ella no puede estar completamente conforme y lleno de vida.
Con respecto a la música de Mozart, es muy bueno porque nos dice que ayuda a mejorar el desarrollo de habilidades del pensamiento, y creo que cuando Albert Einstein, escuchaba música clásica my aparte de eso era un genio y sabia lo que estaba haciendo es sus teorías y experimentos.

Después de haber leído estos temas que son de mucha importancia, lo tomare en cuenta y en practica porque es una buena alternativa de cambio emocional y tratar de experimentas nuevas emociones y poder escuchar un poco de música clásica que hasta la actualidad no lo tome mucha importancia.

tuma dijo...

El Articulo dice “Sin Música la vida seria un desastre”, Bueno creo que están en lo cierto ya que desde que un bebe esta en el vientre de su madre es inducido a la música siendo una recomendación del doctor.
La música es una inspiración que motiva en muchos casos a acciones positivas como negativas dependiendo de cómo te encuentres en ese momento.Es motivador de nuevas cosas como me pude dar cuenta que el físico Albert Einstein fue amante de la música clásica ya que fue fuente de motivación para construir sus grandes teorías, es mas mejoro su rendimiento matemático. Pues no cabe duda que la música siempre estará presente para ayudarnos a mejor intelectualmente y espiritualmente. (Valencia Avila Luis Alberto)

rony dijo...

a la verdad la musica es parte de la vida, muchos hombres compositores no solo de canciones sino de cine, de poesia, etc. se inspiraron siempre con una buena musica, existen dos hemisferios definidos en nuestro cerebro, el cual con el que trabajamos mas es con el hemisferio izquierdo, pero si desarrollaramos la otra parte, podriamos realizar actividades o proyectos que nunca antes has hecho, asi como el volcan cuando parece que esta dormido, de un momento a otro erupciona, ya que se dio un movimiento interno dentro, igualmente el cerebro es una bomba de tiempo que si lo desarrollaramos en ambos hemisferios, albert einstein nos quedaria chico.
la musica con la vida realizan una combinacion perfecta ya que se convierte en inspiracion.

Proyecto Web dijo...

El estudio de la Inteligencia Artificial, trata de emular el funcionamiento de las neuronas cerebrales del ser humano, tan difíciles de predecir; así como los diversos pensamientos é inteligencia del hombre; es cierto que la musica es fascinante y maravillosa y actua en nosotros como un elixir elevando en muchos casos nuestra adrenalina. En la actualidad las mujeres embarazadas llevan terápia musical para una relajación y estímulo, por la cuál transmiten afecto, cariño, y amor al bebe.
En mi caso particular, he resuelto en 5 minutos un código que no lo había podido resolver en toda una noche de programación, al día siguiente con solo mirarlo y en pocos minutos se solucionaba tan enigmático problema que resultaba insolucionable; es por eso que la mente tan prodigiosa a veces nos juega soluciones sorprendentes que no cabamos de comprender.

ATT. Carlos Castillo Catturini